Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Porotos verdes

Poroto verde, ejote, chaucha, judía verde, vainita, habichuela o alubias, son los distintos nombres que recibe esta vaina alargada y verde que más que una verdura, es en realidad de la familia de las legumbres. Ricos en minerales, vitaminas y fibra, al comerlos ayudamos al:

Sistema digestivo: aportan una buena cantidad de fibra, lo que hace que el sistema digestivo funcione mejor, lo que evita problemas digestivos como el estreñimiento. La fibra por otra parte ayuda a mantener estable los niveles de azúcar en la sangre, lo que los hace recomendables para las personas con diabetes.

Corazón: el magnesio, uno de los minerales presentes en este alimento, participa en muchas   funciones del cuerpo, entre ellas, la transmisión del impulso nervioso y la relajación muscular, por eso es imprescindible para el buen funcionamiento de los nervios, músculos y el corazón.   

Sistema inmune: aporta muchos antioxidantes, pequeñas moléculas que ayudan a reforzar tus defensas frente al ataque de virus o bacterias. 

Huesos: calcio, vitamina K y silicio, son minerales que están presentes en los porotos verdes y que ayudan a tus huesos previniendo enfermedades como la osteoporosis y ayudando en la formación sana del tejido conectivo.

¿Sabías que existe un cuento en el que los porotos verdes o habichuelas tienen un papel principal? Se llama Juan y las Habichuelas Mágicas y fue escrito por Hans Christian Andersen, famoso escritor danés autor de La Sirenita, el Soldadito de Plomo y el Patito Feo entre otros grandes clásicos.

Entre podemos hacerlo