Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Pérdida de alimentos ¿sabes qué es?

Cuando hablamos de pérdida de alimentos, nos referimos a los alimentos que se echan a perder, antes de que podamos comerlos. Esto puede pasar en cualquier punto de la cadena de distribución, que va desde su producción, cosecha, transporte y almacenamiento, hasta su distribución. Son productos que no llegan a la fase final, que es cuando se venden y llegan a las casas. 

Así como hay veces que se te olvida que tienes una fruta en tu mochila y cuando te das cuenta, ¡ya está mala!, a veces la comida se daña antes de cosecharse, por ejemplo, cuando llueve muy fuerte y la fruta se cae o se abre, esa fruta ya no se puede vender; cuando queda almacenada por mucho tiempo o cuando sufre daños durante su transporte.

Esto es un problema porque no sólo significa que se pierden alimentos en momentos en que en muchas partes son escasos, sino que además porque hay recursos naturales que se usaron para su producción, como el agua y la tierra, y el trabajo de las personas, que ¡se desperdician!

Probablemente, estás pensando que no tienes nada que hacer frente a esta realidad, ¡pero puedes hacer mucho! puedes ayudar a reducir la pérdida de alimentos:

  • Comprando sólo lo que necesites. No compres demás si ya hay alimentos en tu casa. Es preferible esperar a que se acaben las cosas para volver a comprar.
  • Guarda los alimentos en el refrigerador para que no se echen a perder.
  • Guarda los alimentos en recipientes adecuados.
  • Pon los alimentos que están más próximos a vencer, más adelante y los más nuevos, más atrás.
  • No descartes las frutas y verduras por su aspecto.
Entre podemos hacerlo