Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

¡No hay excusas para no hacer deporte!

“No tengo tiempo”, “estoy muy cansada”, “soy malo para el deporte”, “los gimnasios son muy caros”, ¡muchas son las excusas para no hacer deporte!, pero solo son trampas que nosotros mismos nos ponemos para no salir del sofá o levantarnos de la cama: cuanto menos ejercicio haces, más débil te sientes y ¡menos ganas tienes de moverte!

Sabemos que empezar no siempre es fácil, por eso iremos dando soluciones a tus excusas: 

  • “No tengo tiempo”: ¡la reina de las excusas!, no es necesario pasarse dos o tres horas en el gimnasio para ser más activo. Puedes encontrar ejercicios sencillos y realizarlos en partes de 10 o 15 minutos tres veces al día: caminar, correr, saltar, subir escaleras y muchas actividades que puedes hacer dentro de la casa.  
  • “No me gusta hacer ejercicio”: practicar alguna actividad física no significa necesariamente correr un maratón, también puedes bailar, jugar tenis, caminar o nadar; lo importante es que busques algo que te entretenga. 
  • “Llego muy cansado/a del colegio/trabajo”: moverse mejora la calidad del sueño y te activa. Aunque no lo creas, hacer ejercicio te hará sentir menos cansado. 
  • “No tengo ropa ni equipo para hacer ejercicio”: hay muchas actividades que no necesitan de inversión para ponerlas en práctica: caminar o correr en el parque más cercano o camino al colegio, por ejemplo, solo necesita de unas zapatillas cómodas y ¡listo! 
Entre podemos hacerlo