Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

La acelga, fuente de vitaminas.

La acelga es un vegetal de hoja verde, con muchas vitaminas y minerales, que puedes comer en ensalada, cocida, salteada o de cualquier otra forma. Una pequeña porción de acelgas cocidas cubre tu necesidad diaria de vitaminas A y K y casi completamente la de vitamina C.

  • Ayuda a los huesos: contiene Calcio, Vitamina K y Magnesio que fortalecen los huesos y favorecen el crecimiento y desarrollo de los niños. 
  • Previenen las enfermedades al corazón: sus antioxidantes y nutrientes ayudan a regular la presión arterial. Tienen Hierro y Cobre que regulan la circulación sanguínea, y Vitamina K que favorece la coagulación.
  • Ayudan a la digestión:  tiene mucha fibra, por lo que es de gran ayuda para el sistema digestivo, evitando el estreñimiento.  
  • Beneficia la piel y el pelo: tiene Biotina que estimula los folículos pilosos (espacio por el que crece el pelo) aumentando el brillo y la textura del pelo. Contiene betacarotenos que ayudan al buen estado de la piel.  
  • Regula la insulina: las verduras ricas en fibra como la acelga, puede mejorar los síntomas en las personas con diabetes y resistencia a la insulina.  
Entre podemos hacerlo