Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Huella de carbono y alimentación

Al igual que muchas actividades, la producción de alimentos también genera gases de efecto invernadero y, en un planeta que se está calentando y cuyos fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos, cada día será más difícil cultivar y producir alimentos saludables y nutritivos.

¿Cómo puedes ayudar? Tomando algunas simples y fáciles decisiones: 

Compra solo lo que necesitas: Hazte parte de la planificación de las comidas de tu casa haciendo una lista de la compra y no te salgas de ella. No sólo no desperdiciarás comida ¡sino también ahorrarás! 

Elije frutas y verduras de aspecto poco atractivo:  Cuéntales a tus papás que las frutas y verduras de aspecto poco atractivo, son igualmente nutritivas y que se pueden comprar.  Con esto aprovechas alimentos que de otro modo acabarían en la basura.

Disminuye el consumo de plástico: Dile a tu familia que compre alimentos mínimamente envasados, que lleve su propia bolsa cuando vaya a comprar y que utilice botellas de agua y tazas de café rellenables.

Guarda los alimentos de forma inteligente: Sugiérele a tu familia que ponga en la despensa o refrigerador los alimentos más antiguos adelante y los nuevos atrás. Una vez abiertos, usa recipientes herméticos para mantenerlos frescos o paquetes cerrados para evitar que los insectos los echen a perder.

Aprovecha los sobrantes: Pídeles a tus padres que congelen lo que sobró de comida o que la usen para hacer otra preparación en lugar de botarla.  Si estás en un restaurante, pide llevarte las sobras a la casa. 

Haz abono para las plantas: A veces es inevitable desperdiciar algún alimento, pero en lugar de tirar las cáscaras de frutas y verduras a la basura, comienza a hacer compost.  Esto es una buena manera de reciclar alimentos y evitar que emitan gases de efecto invernadero tirados en un vertedero. 

La huella de carbono es la cantidad de gases de efecto invernadero que producimos al fabricar un producto o realizar nuestras actividades diarias (trasladarnos, ver el celular, cocinar, botar la basura, etc). Es la huella que deja nuestro paso por el planeta.

Entre podemos hacerlo