Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Habas

Sembradas en invierno y cosechadas en primavera, las habas pertenecen a la familia de las legumbres, por lo que podríamos decir que son parientes de los garbanzos y las lentejas. Son ricas en fibra, ácido fólico, proteínas, hierro e hidratos de carbono.

Cuando las comes ayudas:

  • Al buen funcionamiento de tu sistema digestivo.
  • Al corazón y a los músculos porque como tienen potasio, ayudan a la contracción de los músculos, a la transmisión nerviosa y a la regulación de los latidos del corazón.
  • A la sangre gracias al hierro, necesario en la producción de hemoglobina, que es la encargada de transportar oxígeno a todas las células del organismo. Esto ayuda a combatir la anemia.
  • A la formación del sistema nervioso de los bebes en gestación, gracias al ácido fólico. Este nutriente ayuda a prevenir defectos en la médula espinal.

¿Sabías que con las habas puedes hacer harina? además de conservar todos sus nutrientes, es una excelente alternativa para las personas intolerantes al gluten. Con esta harina puedes hacer desde queques, hasta sopas, tortillas, panes, etc.

Entre podemos hacerlo