Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Guirnaldas de cáscaras de naranja

Las naranjas nos acompañan con su sabor y vitaminas durante todo el invierno, protegiéndonos contra los resfríos. Para que aproveches el rico olor de su cáscara y además decores tu pieza, te dejamos una entretenida manualidad.

Materiales 

  • 2 naranjas de piel delgada
  • Tijeras
  • Perforadora
  • Cordel 
  1. Lava las naranjas y, con la ayuda de un adulto, pela las naranjas tratando de romper lo menos posible la cáscara (la idea es tener pedazos grandes para poder trabajar). Límpialas y sácales los restos de naranja y fibra que queden. Déjalas un rato al sol para que se sequen bien.
  2. Pon las cáscaras en una mesa y con la ayuda de un cortador de galletas, comienza a cortar tratando de aprovechar al máximo la superficie. 
  3. Con una perforadora, haz un orificio en la parte de arriba para poder pasar el cordel, lana o lo que hayas elegido para hacer tu guirnalda. 

Ahora ¡solo tienes que colgarla y disfrutar de su rico olor!

Entre podemos hacerlo