Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

El plato perfecto

¿Has oído hablar del plato perfecto?

Se trata de un plato que reúne los ingredientes necesarios, en su adecuada proporción, para que el cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita. El contenido de este plato es el mismo para todos, para grandes y chicos, solo cambian las cantidades de acuerdo al tamaño y los requerimientos de quien lo coma.

¿Cómo funciona?

1. Divide el plato por la mitad. En una de las mitades, irán las verduras, que son las que nos entregan vitaminas y minerales. Entre más colores le pongas a esta parte del plato, más nutrientes recibirás. Por ejemplo, tomate, zanahoria y lechuga.

2. La segunda mitad del plato la debes volver a dividir en dos. En una pondrás los carbohidratos, que son los que te dan energía para realizar tus actividades: tallarines, papas, arroz, cuscús y quinoa. En la otra mitad pondrás una proteína, que son los ladrillos del cuerpo, los que reparan y hacen crecer. Acá van las carnes, pescado, huevos y también las legumbres.

¡Tu plato ya está listo! Solo falta que le agregues un chorrito de aceite de oliva a tus verduras, que es la grasa necesaria para que el cuerpo pueda absorber las vitaminas y minerales.

Entre podemos hacerlo