Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

¿Cuánto comer debe comer un niño?

Muchas veces los platos de los niños son del mismo porte que el de los adultos, pero ¡cuidado! la cantidad de comida que servimos en su plato, debe ser acorde a su edad, a su actividad física y a su individualidad.

Si el plato de un niño es más grande que lo que su cuerpo puede recibir y le insistimos que se lo coma todo, puede provocar tensión a la hora de la comida y rechazo a los alimentos. Por el contrario, si finalmente se lo come todo, estamos agrandando su estómago acostumbrándolos a comer en grandes cantidades, lo cual, si no va relacionado con su actividad física, puede llevar a que su peso no sea el adecuado para su tamaño y edad.  

¿Cómo saber las proporciones correctas de un plato?

Si bien no hay una cantidad exacta de calorías que deben consumir, porque cada niño quemará la energía según su talla, metabolismo y actividad física; hay un medidor infalible y fácil de usar: la mano.

• Verduras: mano extendida

• Carbohidratos: Mano empuñada

• Proteínas: Palma de la mano

 

La mano es proporcional al cuerpo y por eso el plato de comida también debe serlo. Por eso, el plato de un niño no puede ser igual al de un adulto, porque tienen tamaños distintos.

Entre podemos hacerlo