Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Crea tu propio ecosistema

Durante las vacaciones tenemos mucho tiempo libre y, muchas veces, no sabemos qué hacer con él. Una entretenida idea, con la que además aprenderás sobre el ciclo del agua, es crear tu propio ecosistema.

Materiales

  • Un recipiente de plástico (o vidrio) transparente con tapa
  • Piedras pequeñas
  • Arena (opcional)
  • Tierra de hoja
  • Planta pequeña con raíz o semillas de chía

Procedimiento 

  1. Pon una capa de tierra dentro del recipiente. Coloca sobre ella las piedras y/o arena (esto ayuda a que el agua se filtre) y agrega una última capa de tierra, más gruesa que la anterior.
  2. Rocía un poco de agua entre capa y capa para que permanezcan en su lugar. Si agregas mucha agua puede crecer moho. Si esto sucede, destapa el recipiente y ubícalo en un lugar soleado, para que se evapore el exceso de agua.  
  3. Una vez completadas las capas de tu terrario, siembra tu planta o semilla, asegurándote de que sus raíces queden completamente en la tierra, lo mismo que las semillas. 
  4. No olvides tapar el recipiente y colocarlo en un lugar donde reciba luz del sol. Debes regarlo cada semana, idealmente con un rociador para no inundarlo.

En este ecosistema podrás ver cómo la tierra, el agua, la temperatura, el aire y la luz trabajan en conjunto para permitir el crecimiento de las plantas dentro de él. Además, al rociar agua dentro de tu terrario, das inicio al ciclo del agua donde podrás ver cómo se evapora, condensa y después cae en gotitas.

Entre podemos hacerlo