Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

¿Conoces la Chía?

Esta pequeña semilla, utilizada desde tiempos ancestrales, fue bautizada por los Mayas como “chía”, que significa “fuerza”, y era usada por sus mensajeros como reserva de energía en casos de emergencia. Es una excelente fuente de fibra, antioxidantes, calcio, proteínas y omega 3 y su mayor aporte de nutrientes hacen de ella ¡un superalimento!

• Proteínas: sus proteínas de rápida digestión entregan 9 aminoácidos esenciales (que no son producidos por el cuerpo sino que se obtienen de los alimentos). Los aminoácidos tienen muchas funciones en el organismo, ayudan al crecimiento, a reparar tejidos y a la contracción muscular entre otras funciones.

• Fibra: su alto contenido de fibra soluble ayuda al sistema digestivo, a la reducción de colesterol y nos entrega sensación de saciedad.

• Antioxidantes: mejora el sistema inmunológico al eliminar las toxinas que el cuerpo absorbe diariamente.

• Omega 3: nos entrega mayor cantidad incluso que el salmón. Ayuda a controlar el colesterol, la función cerebral y el corazón.

• Calcio: es una buena fuente de calcio, necesario para la formación y el mantenimiento de huesos y dientes.

• Vitamina B: es una buena fuente de vitaminas del Complejo B como la tiamina y niacina, que ayudan al crecimiento, desarrollo y función de nuestras células, haciendo que nuestro cuerpo funcione mejor.

Su bajo índice glicémico le hace un alimento ideal para los diabéticos, pues permite mantener un control de los niveles de azúcar.

Como condimento, molida o simplemente mezclada con agua, su textura permite que se pueda combinar con otros alimentos.

Entre podemos hacerlo