Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

¿Cómo tomar decisiones saludables?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), seis de los siete principales factores que determinan una buena salud, se relacionan con la actividad física y la alimentación. De cómo las hagas, dependerá tu bienestar futuro, por eso:

• Despierta, desayuna: es la primera comida del día y un desayuno que incluya lácteos, cereales y fruta, contribuye a cubrir tus necesidades diarias de vitaminas y minerales y evita que pases el día picoteando alimentos poco saludables.

• Quítate la sed con agua: el agua representa más de la mitad del peso corporal y tomarla es importante para mantener hidratados los órganos del cuerpo. Es importante que tomes agua, y no jugos o bebidas azucaradas.

• Come 5 porciones de verduras y frutas al día: pueden ser tres de verduras y dos de frutas distribuidas a lo largo del día. Sus minerales, vitaminas, fibra y agua, te ayudarán a mantenerte hidratado y a tener un buen funcionamiento de tu sistema digestivo e inmune.

• Come con “cuchara” los hidratos de carbono: los carbohidratos entregan la energía que necesitan las células y órganos del cuerpo para funcionar y los puedes encontrar en cereales, papas, legumbres, hortalizas, verduras y lácteos. Lo importante es que elijas los adecuados y no aquellos procesados y altos en azucares. Un buen plato de legumbres, con alguna verdura y cereal te aportará muchos nutrientes.

• Elige alimentos con fibra: la fibra sólo se encuentra en los alimentos de origen vegetal y es un componente imprescindible en nuestra dieta por sus efectos en el sistema digestivo, inmune y nuestra salud en general.

• Come más pescado: sus proteínas son comparables a la carne y al huevo pero más bajas en grasa y fáciles de digerir que la carne. Debes consumirlo en alguna de sus formas 2 veces a la semana.

• Reduce la sal: la sal es un gusto adquirido. Si de niño la comes de manera moderada, este hábito se mantendrá hasta la vida adulta. Hay que reducir el consumo de aperitivos salados para evitar que se forme, desde la infancia, un patrón de consumo salado.

Entre podemos hacerlo