Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

¡Abona tus plantas con alcachofas!

Sabemos que las alcachofas tienen muchos beneficios para la salud porque son ricas en vitaminas y minerales. Entonces, si son buenas para nosotros, ¿por qué no usarlas para cuidar nuestras plantas?

Generalmente, antes de poner a cocinar las alcachofas, cortamos y botamos el tallo, sin saber que sus nutrientes harán que nuestras plantas crezcan más firmes y florezcan mejor.  Para que puedas hacer tu propio fertilizante natural de alcachofa, te dejamos este paso a paso.

  1. Corta los tallos de las alcachofas con sus hojas y ponlos en una olla con agua (por medio kilo de tallos, 1 litro de agua aprox.) Puedes echarle unas gotitas de vinagre para ablandar el agua (neutralizar el exceso de cal).
  2. Hiérvelos por 10 – 15 minutos o hasta que el agua esté bien oscura.
  3. Cuélala y déjala enfriar. Cuando ya esté fría, puedes agregarle un poco mas de agua y guardarla en una botella con pulverizador.
  4. Pulveriza tus platas y flores o échale el fertilizante directamente a la tierra. ¡En poco tiempo verás como tus plantas están más fuertes y firmes!
Entre podemos hacerlo