Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

Suplementos de proteínas, ¡cuidado!

Se acerca el verano y los gimnasios se empiezan a llenar. Las personas se quieren ver bien y muchos, que por lo general no realizan ningún tipo de actividad física, intentan aumentar su masa muscular, tonificar su cuerpo o fortalecer su musculatura de forma casi inmediata.

Para este objetivo, junto con largas sesiones de ejercicios, consumen preparados y suplementos proteicos en forma elevada y muchas veces sin un chequeo médico previo. Es importante que antes de utilizar estos productos, haya una revisión del funcionamiento de los riñones ya que, una sobrecarga proteica en un riñón con algún grado de deficiencia podría ser peligroso.

No olvidemos que podemos aumentar nuestro consumo de proteínas en base a carnes magras (pollo, pavo, pescado, posta, asiento), claras de huevo y lácteos descremados, que son más económicos que los suplementos y además contienen otros micro y macronutrientes como vitaminas, minerales y lípidos de buena calidad.

Entre podemos hacerlo