Imagen del Concurso de Crecer Sano
Fill out my online form.

La Importancia de la Vitamina C

La Vitamina C o Ácido Ascórbico es un micronutriente esencial (elementos que nuestro cuerpo no produce pero que son necesarios para el buen funcionamiento del organismo) por lo tanto, la única forma de obtenerlos, es a través de la alimentación. 

Aunque la ciencia ha demostrado que la Vitamina C no protege de los contagios, si se ha comprobado que en altas dosis (1 gramo diario), reduce los síntomas de enfermedades como el resfrío.  

La Vitamina C cumple un rol importante en la cicatrización de tejidos, ya que estimula la síntesis de colágeno, proteína encargada de dar estructura, firmeza y elasticidad a la piel y mantener la salud de los músculos, ligamentos, tendones y articulaciones. 

También aumenta la absorción del Hierro, mineral que forma parte del glóbulo rojo, que es el encargado de transportar oxígeno a través de nuestra sangre. Cuando falta hierro, andamos mas cansados, nos duele la cabeza y tenemos malestar general. 

A nivel del sistema inmunológico, juega un importante rol como antioxidante y estimuladora de la producción de glóbulos blancos en nuestro organismo, que son los encargados de defendernos frente al ataque de virus y bacterias. 

¡Consumir alimentos ricos en Vitamina C es muy beneficioso para nuestro organismo!, y no te preocupes de caer en excesos con esta vitamina, porque al ser  hidrosoluble, no se acumula en nuestro organismo, el exceso se elimina a través de la orina sin producir toxicidad.

La Vitamina C la encontramos en cítricos como naranjas, mandarinas, limones y pomelos. En frutos del bosque como moras, arándanos, frambuesa y frutillas, y el alimentos verdes como kiwis, espinacas y tomates.

Entre podemos hacerlo